Ideas de Regalos para San Valentín

Si eres una persona a la que le gusta el romanticismo, y tienes la suerte de tener a tu lado a una persona especial, seguramente estés contando los días que quedan para San Valentín, ¿Verdad? Y es que en menos de un mes, el día de los enamorados llega a nuestros calendarios.

Esa cuenta atrás, también implica tener que ponerse a pensar en regalos de San Valentín para sorprender a tu pareja, aunque no siempre es fácil encontrar una idea perfecta… Aunque si de verdad quieres acertar, lo mejor es que regales un buen recuerdo en vez de algo material. Pasar una tarde juntos en un sitio especial o incluso una cena romántica en casa puede ser el mejor regalo que le puedes hacer a tu media naranja. De todas formas, si todavía tienes dudas y quieres explorar algunas ideas de planes San Valentín, no te pierdas nuestra lista de sugerencias:

Una cena romántica: muchos restaurantes ofrecen packs especiales de San Valentín que incluyen una cena deliciosa y por supuesto una botella de champán que no puede faltar en un día como este. Puedes encontrar una gran variedad de opciones entre las que elegir, con varios menús y precios que se adaptan a las necesidades y los gustos de cada pareja.

Una tarde de spa: ¿necesitas un poco de relax para liberar el estrés del trabajo? entonces este puede ser el mejor plan. Nadar en agua templada, disfrutar de piscina de burbujas y un buen masaje es sin duda el plan perfecto para una tarde de San Valentín. ¡Saldréis como nuevos!.

Sesión de teatro: sobre todo si vives en una ciudad, seguramente tengas un gran número de opciones de obras de teatros y musicales. Si tu pareja es fan de los escenarios, ¿por qué no sorprenderla con una tarde de teatro? Si además se acompaña de una cena después, es el plan de San Valentín perfecto.

Un viaje sorpresa: sin duda el rey de los regalos de San Valentín. Sorprende a tu pareja llevándola de viaje a un sitio sorpresa. No tiene por qué estar lejos ni tampoco ser muy caro, simplemente puede ser un sitio que sea especial para los dos o que queráis explorar juntos. Unos días alejados de la rutina son perfectos para descansar y disfrutar el uno del otro.

Una sesión de fotos: si quieres regalar algo físico, pero que a la vez sea un plan para hacer algo en San Valentín, una sesión de fotos de pareja puede ser una opción perfecta. Podréis disfrutar de una divertida sesión de fotos juntos, y por supuesto luego tendréis la foto como recuerdo de ese día tan especial. Si estás pensando en este regalo de San Valentín, ten en cuenta que las sesiones de fotos suelen ser algo caras, pero la experiencia desde luego, merece la pena.

Una cena romántica en casa: si este año andas un poco más justo a nivel económico, quizá lo mejor sea que prepares una cena romántica en casa como regalo de San Valentín. Como se trata de un día especial, planea bien el menú con antelación y prepara la mesa para la ocasión: velas, flores naturales, vino… Incluso aunque la cocina no sea tu punto fuerte, seguro que tu pareja queda encantada con este detalle.

Pero si lo que estás buscando son regalos San Valentín más tradicionales, siempre puedes recurrir a las flores, la caja de bombones con forma de corazón, una tarjeta con unas palabras bonitas o un peluche. Lo más importante es tener un detalle y demostrar a la otra persona que te importa… Aunque en realidad, eso se tiene que demostrar todos los días del año, pero a todos nos gusta que nuestra media naranja se acuerde de nosotros en San Valentín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *