¿De qué hablar en la primera cita? Guía útil

¿Eres de los que se pone nervioso en las primeras citas? ¿Alguna vez has perdido una buena oportunidad con alguien que te gustaba por no saber de qué hablar? ¿Conoces los temas de conversación más recurrentes? ¿Sabías qué hay temas de los que es mejor no hablar en la primera cita?

Repasamos los trucos para salir bien parado en una primera cita y sobre todo conseguir la segunda cita.

Si ya has reunido el valor necesario para invitar a alguien a salir por primera vez y te han dicho que sí, debes pensar que ya tienes el partido casi ganado, porque la otra persona también ha demostrado interés en ti.  Ahora, vamos a repasar por puntos las claves para que todo vaya rodado.

Guía para el éxito y saber de qué hablar en la primera cita

Punto 1: “Haz que el ambiente sea el apropiado”

Muchas citas fracasan por no saber elegir el sitio adecuado. Debes elegir un lugar en el que haya más gente para no sentirse solos y evitar silencios incomodos, pero al mismo tiempo que se pueda mantener una conversación tranquila y a gusto.

Punto 2: “La otra persona estará tan nerviosa como tú o más”

Este es uno de los puntos clave, en lugar de centrarte en tus nervios, si eres capaz de aislar eso un poco, fíjate en la otra persona, verás que está también nerviosa y eso te ayudará a relajarte a ti también.

Punto 3: “Elige bien los temas de conversación”

Saber de qué hablar en la primera cita es clave, por ello busca temas que vayan saliendo fluidos y además con los que te sientas cómodo hablando. Algunas ideas para temas de conversación son: planes de futuro, cuál era tu barrio y ciudad, que hacías de pequeño, que tipo de ocio te gusta, dónde pasas las vacaciones…

Sobre todo, recuerda que para que haya una conversación cómoda, también debes escuchar a la otra persona e interesarte por las cosas de las que habla. Céntrate y ya verás cómo saber de qué hablar en la primera cita ya no será un problema.

Punto 4: “Duración”

Una primera cita puede torcerse si no existe una duración más o menos determinada, ya que se pueden acabar los temas de conversación y provocar situaciones incómodas. Busca que la otra persona se quede con ganas de más.

Punto 5: “Elige un plan”

Una buena idea es empezar la cita en un bar y seguir con una actividad, como ir al cine, jugar a los bolos… Esto hará que se creen momentos de complicidad entre los dos. De esta forma los temas de qué hablar en la primera cita irán saliendo solos sin necesidad de buscarlos.

Punto 6: “No te olvides del detalle”

Un pequeño detalle con la otra persona siempre ayuda a intimar, no tiene por qué ser un regalo, puede ser invitarl@ a un café especial, llevarl@ a ver un sitio…

Punto 7: “Cierra la siguiente cita”

Si ya has conseguido que todo vaya fluido, aprovecha ese momento para concertar la siguiente cita, ya que si lo dejas pasar puede que luego te dé mayor vergüenza o inseguridad y que la otra persona esté menos receptiva.

Ahora ya sabes que saber de qué hablar en la primera cita no es lo más importante, si no, saber crear el entorno para que todas las conversaciones vengan solas y se haga un ambiente cómodo y agradable para los dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *